El micro "Río Negro lee" unió a Ezequiel, un joven de Bariloche, con la autora Fabiola Soria, para hablar sobre El banquete de los monstruos.

 

(Por Claudio García*). Cuando me invitaron participar de esta mesa, me mandaron algunas preguntas como guía de los temas abordar:

Por ejemplo, ¿quiénes leen en nuestra región? ¿Qué se lee? ¿Hay interés por la literatura y los contenidos que se producen en la Patagonia?

(Por Adriana Goicochea*). Es muy auspicioso que tengamos este espacio para la conversación y el diálogo y sobre todo para compartir algunas reflexiones acerca del agenciamiento de la crítica en el campo intelectual regional.

«Puelches», el poemario de Silvia Castro que integra la colección La Tejedora de Editorial UNRN, fue reseñado por el periodista Daniel Gigena en el periódico Perfil, el pasado 22 de julio.

Con el título «Volviendo al ruedo», el comentario de Gigena destaca que se trata del cuarto libro de la autora, en este caso, publicado por la Editorial de la Universidad Nacional de Río Negro tras la correspondiente selección a partir de la convocatoria literaria realizada en el año 2017.

«Puelches», dice Gigena, «puede ser leído como un libro de imágenes con escenas de viaje, del espacio y de sus pobladores», refiriéndose a la localidad pampeana que inspiró a la poeta y prestó su nombre al libro.

El escritor Hugo García Saritzu recorre, de ida y de vuelta, Puelches, de Silvia Castro.

(Por Sergio Petriw*). Estas son sensaciones, palabras detrás de las palabras, reflexiones a destiempo acerca del libro Al sur del río sin tiempo, de Walter Nievas.

(Por Diego Rodríguez Reis*). Plinio el Viejo, en su Naturalis Historia (XXVIII, 6), dice que el espíritu humano, para combatir algunas enfermedades, llega a concebir remedios monstruosos, tales como beber sangre humana o devorar cerebros de niños. Para ilustrar su condición, la llama monstrorum artifex (artífice de monstruos). Borges retomará ese concepto en su ensayo «Oscar Wilde», donde postula la imagen del poeta como un «laborioso monstrorum artifex».

(Por Graciela Cros*). De este libro me gustaron muchas cosas, me gustan, y creo, sin dudarlo, me seguirán gustando y es probable que a medida que pase el tiempo y vuelva a releerlo, me gusten cada vez más.

(Por Pablo Tolosa*). Aquellos que disfrutamos de la literatura vamos buscando libros de acuerdo a parámetros que muchas veces resultan insondables. Algunas veces el nombre de la obra nos acerca al texto, otras veces es la tapa, la referencia de un amigo o un encuentro fortuito con el objeto.

(Por Claudio García*). Mónica de Torres Curth es de Bariloche y ya no sorprende que de esa ciudad y de la zona andina salgan tantas escritoras que de hecho no se pueden obviar a la hora de hablar de literatura patagónica

(Por Cintia Úbeda*). «A la poesía solo la leen los poetas», dicen algunos. Poetas que leen como poetas y escriben como poetas porque son poetas. Entonces pienso en mi manera de leer poesía, tirada en la cama, en la sala de docentes de la escuela, en el aula junto a lxs chicxs, y respiro.

Buscar

Nuestros libros