Luciano Sáliche reseñó La ruta de ícaro, de Carina Nosenzo, en este nota de Infobae sobre poesía.

La poesía es un río incierto: 7 libros para dejarse llevar por la corriente

Existe un terreno literario donde no importan demasiado las normas narrativas ni las pretensiones de verdad. En el poema todo vale y el lector, como quien toca con la punta del pie el agua fresca, decide si tirarse o no. Una vez dentro, sólo hay que entregarse.
La poesía es un río. Agua torrentosa, refrescante, siempre turbia. Hay algo sumamente poético en el fluir de la corriente que estalla contra las piedras. “Este río habla un lenguaje tan propio / que sólo ha de entenderse en otro río”, escribía Mario Benedetti. La poesía es siempre ese espacio dentro de la literatura donde las convenciones se tuercen. Al no tener la responsabilidad de cumplir con las normas narrativas del cuento o de la novela, ni siquiera con las pretensiones de verdad del ensayo, un libro de poesía es una invitación a lo incierto. Tirarse al agua y dejarse llevar por la corriente. La poesía es un río en presente continuo que va y viene en el tiempo sin dar ninguna explicación.

Continúe leyendo el artículo aquí.

Compartimos esta reseña del Puelches, de Silvia Castro, que publicó el colectivo Write like a girl.

El texto es, por definición, un tejido. Sentidos que aprendemos, realidades (si tal cosa existe) que intentamos condensar en una palabra, que robamos de lo que nos antecede, o que simplemente, inventamos. Todo ello, siempre, para darnos una nueva manera de ver y vernos. Silvia Castro, en su libro Puelches muestra esta herencia, teje un entramado que es duelo, que es pérdida, con la mirada de quien descubre un pueblo, como un fantasma. Con un estilo minimalista, refiere su estadía de unos pocos días, en Semana Santa, en el pueblo de Puelches, La Pampa. Es la misma Silvia la que cuenta que los poemas de este libro fueron escritos antes de conocer ese lugar, el mismo en el que Bustriano Ortiz viviría, se enamoraría y escribiría telegráficamente, quizás, poemas de amor.

El resto de la reseña pueden leerla en:

https://colectivowritelikeagirl.weebly.com/herencia-hereje/puelches-de-silvina-castro

(Por Damián Lagos*). El escritor Abelardo Castillo dijo en una entrevista algo así como que la idea literaria trae su forma incluida. Es decir, hay ideas que se expresan mejor en un cuento, otras en una novela, otras en un poema. Visto de esta manera, el escritor tiene la posibilidad de incursionar en distintos géneros con tal de que sus ideas puedan plasmarse lo más parecido a lo que imagina. Como en este caso se trata de poesía, se podría decir que muchas veces, más que de ideas, se trata de imágenes que el poeta capta con su mirada particular.

 

En este posteo ponemos a disposición del público el comentario crítico de Rodrigo Guzmán Conejeros sobre «Todo lo que debemos decidir», texto que, como posfacio, forma parte de la edición impresa del libro.

 

En este posteo ponemos a disposición del público el comentario crítico de Rodrigo Guzmán Conejeros sobre «El banquete de los monstruos», texto que, como posfacio, forma parte de la edición impresa del libro.

En este posteo ponemos a disposición del público el comentario crítico de Rodrigo Guzmán Conejeros sobre «Al sur del río sin tiempo», texto que, como posfacio, forma parte de la edición impresa del libro.

En estos 100 microrrelatos hay figuras portentosas y plenas de drama y oscuridad. Los monstruos de Fabiola Soria se presentan para decirnos cosas que no queríamos saber o que hubiéramos preferido mantener ocultas debajo de los manteles de la navidad más blanca y decente. Allá ellos, acá nosotros. Sin embargo, cuando ya nos estábamos sintiendo seguros y protegidos, llega esta andanada de monstruos que abre un tajo eterno a lo real y nos deja a merced de lo Otro.

Los cuentos de Walter Nievas quiebran la historia oficial de la Patagonia para, sin negar sus consecuencias, abrir el juego a nuevas percepciones de lo real, percepciones que quizá estuvieron allí desde siempre y permanecen para mostrarnos que somos algo más que los relatos consagrados. Lugareños y gringos, generales y paisanos, pueblos originarios y jóvenes contemporáneos establecen conexiones secretas e inéditas con un orden oculto o sobrenatural. Y esas conexiones alumbran insospechadas versiones alternativas sobre los discursos que construyeron el territorio patagónico.

Los personajes de estos cuentos se definen en la encrucijada de sus decisiones, asumiendo siempre las consecuencias de sus actos en los duros espacios patagónicos que habitan. Mónica de Torres Curth propone un humanismo que interroga a la Patagonia y procura el pleno ejercicio de la libertad, aunque vaya en contradicción con los mandatos morales y jurídicos o con los modos «normales» de ser y estar en el mundo. Pues hay que convenirlo de una vez: vivir no tiene nada de normal.

Buscar

Nuestros libros